Archivo de etiqueta: haiku

La luz tamizada

Creo en Buda y el verdor de la espiga es mi verdad.                                Ogiwara Seisensui Fotografía: Laura Sánchez Anuncios

Retrato de Seikyuji 2 – Rana flotando en el estanque

La última vez que presenté una rana en el agua, ya hablé de la importancia capital que tiene que un animal pequeño e insignificante permanezca flotando pacíficamente, sin hacer nada. La clave para… Sigue leyendo

Escoba

Ya está acabada la escoba. Una escoba a tamaño natural, que recuerda el trabajo humilde de la vida diaria. Cuando era un adolescente y trabajaba de aprendiz en la carpintería, el viejo jefe… Sigue leyendo

Forma y vacío

Hace unos meses estuve trabajando en una gran mesa hecha con una sola sección de un gran árbol. Este encargo tenía un sentido utilitario y la única decoración que me permití fue la… Sigue leyendo

Mi cuenco de mendigar

La mendicidad ha sido para los monjes y desde los principios del Budismo, una manera de conseguir sustento. En Japón esta práctica se llama takuhatsu. El monje anda por los caminos y calles… Sigue leyendo

Calado hasta el tuétano

Este trabajo se basa en un haiku de mi querido Taneda Santôka, quizá el último de los mojes errantes de Japón y poeta maldito, muerto en 1940. Es un haiku que trata de… Sigue leyendo

Expuesto

El taller es un ambiente controlado donde crece y se desarrolla, como si fuese una planta delicada, la obra. Tiene el punto justo de humedad y temperatura, un ritmo pausado al resguardo de… Sigue leyendo

Exposición “Gúbia i Pinzell”

Tenemos prevista nuestra presencia en una exposición colectiva que se inaugura el día 8 de febrero en la Sala d’ Exposicions d’ Arenys de Munt (Barcelona) y que durará hasta el día 16… Sigue leyendo

Ratones trabajando

Issa escribió un haiku que hablaba de ratones, también hablaba de luciérnagas. Sobre este tema, mi amigo, Michel Sama, pintó un cuadro. Me contaba que estos dos pequeños animales para Issa representaban dos… Sigue leyendo

¡Qué noche de luna!

El poeta de haikus, observador atento de los sucesos más leves, capaz de conmoverse y nutrirse con la cotidianidad, se detiene desconcertado ante la gran muerte. Sobre la reencarnación no se pronuncia, sólo… Sigue leyendo